Bolonia en secundaria

Educación y trabajo para jóvenes

Ecommerce

El nuevo desafío de los jóvenes estudiantes es adquirir una formación específica para sectores nuevos. Estamos refiriendonos al ecommerce. El comercio online no es el futuro, es ya una realidad que día a día genera un volumen de negocio que no se puede ignorar.

Antes de comenzar hay que definir nuestra línea de negocio. ¿Qué nicho de mercado es nuestro objetivo? Hay comercios online generalistas como Gangahogar.com que compiten con gigantes como Ikea o Amazon. Luego hay tiendas especializadas como Barbacoasexpress que venden una única línea de productos. Y por último están los casos de pequeñas pymes que crean una web con venta directa, pero no invierten nada en hacer crecer su ecommerce, por lo que generalmente apenas les reporta beneficios.
Apostar por un ecommerce es un asunto serio, y como tal requiere de un presupuesto inicial y mensual que asegure unos mínimos.

Ecommerce

Las tiendas online requieren de nuevos perfiles de trabajadores: personas con capacidad para adaptarse de forma rápida y profunda a los nuevos conocimientos y habilidades que requiere el mundo de internet. Un comercio electrónico precisa de diferentes perfiles. Por una parte está la parte técnica, compuesta con especialistas en ámbitos de código web, administración de sistemas, posicionamiento en buscadores y marketing online... y la lista varía con velocidad.

Luego están otros perfiles de trabajadores, los encargados de gestionar el catálogo y la parte logística del negocio. Aunque las transacciones se realizan online, hay una parte física del negocio que requiere de jóvenes trabajadores. Desde los puesto de trabajo en almacén, al servicio de atención al cliente. Este último es más importante cada día.

Poco a poco las becas erasmus van contando con colaboración de empresas tecnológicas, donde los jóvenes universitarios visitan empresas de comercio electrónico y compañías con importantes proyectos online. Fruto de estas colaboraciones se desarrolla el interés por este sector y las posibilidades de empleo que ofrece. Es un sector en crecimiento exponencial y en el que los jóvenes son vistos con buenos ojos los los directores de proyectos. La juventud es un plus para empresas de internet, y es una oportunidad perfecta para los recién graduados en las universidades españolas.

Las pymes han encontrado una fuente de ingresos y un buen canal de venta en internet. Con un presupuesto bien dotado y un buen equipo de profesionales motivados un ecommerce supone acercar los productos de la empresa a miles de nuevos potenciales clientes. La empresa ya no está limitada por su ubicación geográfica o por el número de locales físicos de venta.

Montar una tienda física requiere la contratación de personal, una inversión importante en material, alquileres, publicidad... Con una inversión similar una tienda online bien enfocada es capaz de dar un mayor retorno de la inversión.

Para conseguirlo un paso clave es contar con un equipo motivado y que sepa lo que hace. El éxito o fracaso de esta nuevo canal de ventas dependerá directamente de las personas que lo desarrollan. El público objetivo es mayor, pero también lo es la competencia.

Hay que hacer un estudio previo y planificar bien quién se encargará de cada tarea, de qué forma organizaremos la logística, el marketing online, las devoluciones, un sinfín de detalles que con un buen planteamiento jugarán a nuestro favor, y marcarán la diferencia entre el -éxito o cierre de nuestro ecommerce. El mayor desafía es incorporar al personal adecuado a nuestro proyecto. Gente con experiencia y con casos de éxito a sus espaldas. Internet es un mundo veloz y donde el aprendizaje contínuo es la norma a seguir.